Saltar al contenido

Definicion de musculos involuntarios

19/01/2016

definicion de Musculos involuntariosEl sistema nervioso: controla automáticamente los músculos involuntarios en el cuerpo,  estos músculos pueden estirarse y mantener la tensión durante largos períodos, le ahorran la regulación de tiempo a la respiración, la digestión, la circulación de la sangre y el corazón.

Hay dos tipos de músculos involuntarios: los viscerales y el corazón.

El tejido muscular liso, estos músculos involuntarios y todas las células tienen una forma de huso, sin rayas y presentan un núcleo central.

El Corazón

El miocardio, que sólo se encuentra en el corazón, puede estirar el músculo visceral y también contraerlo, como el músculo esquelético, a través de contracciones breves y sencillas que le dan su nombre: contracción muscular. El sistema nervioso autónomo controla las contracciones a través de impulsos eléctricos, el corazón bombea la sangre que proporciona las proteínas, enzimas, nutrientes y otras sustancias esenciales en el cuerpo para mantener la vida.

Vísceras

Hay músculos viscerales involuntarios en el tracto digestivo, las vías respiratorias, las vías urinarias y los conductos genitales, la vejiga, la vesícula biliar y las paredes de los vasos sanguíneos. Se contraen más lentamente que el músculo esquelético, con movimientos suaves y ondulados llamados peristaltismo. Por ejemplo, cuando se traga comida, los músculos viscerales en la pared del esófago empujan la comida hasta el estómago, donde los músculos trabajan con las enzimas y ácidos del estómago para descomponer los alimentos y gradualmente transferirlos al intestino delgado.

El intestino delgado absorbe los nutrientes y el peristaltismo mantiene la comida en movimiento a través del colon. Cuando los músculos de las paredes del colon se mueven al recto, el cuerpo reabsorbe agua de ello.

La membrana

Este músculo en forma de cúpula, tiene la apariencia de un músculo esquelético, pero sirve como ambos, tanto los músculos voluntarios (esqueléticos) y los involuntarios. Lo que hace es separar el estómago de la cavidad torácica. Cuando el médico dice que tomemos una respiración profunda, el diafragma se contrae hacia abajo para permitir que el aire llene los pulmones; al exhalar se relaja, comprimiendo los pulmones.

Podemos controlar la respiración, pero no es necesario que pensemos en ello, el sistema nervioso autónomo controla a la membrana también.

El Útero

En las mujeres, el útero es un órgano pequeño, hueco, en forma de pera, ubicado en la parte central inferior del abdomen, el músculo involuntario visceral forma una capa en su pared. Las hormonas juegan un papel importante en el control del músculo de la pared uterina, por ejemplo, al final del ciclo menstrual de la mujer, si el óvulo no es fertilizado, el útro debe arrojar su revestimiento engrosado, la disminución de los niveles de las hormonas progesterona y estradiol indican a los músculos de la pared del útero que se debe contraer, las contracciones expulsan el revestimiento interior de la pared uterina. Una hormona pituitaria llamada oxitocina puede ser la señal que el útero necesita para comenzar a trabajar para impulsar un bebé a través de la vagina durante el parto.

Mas tipos de músculos

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Guardaremos tu Nickname, Email y Comentario realizado!
Hacemos uso de Wordpress, considerado como el "Sistema de gestión de contenido web" más efectivo al momento de publicar nuestros artículos educativos. Por ello, no tenemos la necesidad de captar ningún tipo de información de nuestros usuarios, salvo cuando el propio sistema Wordpress solicita un Nickname, Email & Mensaje para permitir que usted pueda comentar nuestros escritos. Solo publique su comentario si usted está de acuerdo con nuestras políticas de privacidad

Comentarios (2)

Excelente aporte Karicuca. Sin dudas que aporta mucho valor a esta publicación. ¡En hora buena…!

Muy útil. Gracias por la información. Hay que reconocer que el trabajo de los músculos del aparato locomotor consiste en aproximar y separar dos partes del cuerpo, a través de la contracción y de la relajación del músculo. Ello da origen al movimiento. Estos forman parte de muchos conductos del cuerpo, como las venas, las arterias, el esófago o la faringe, y de las «paredes» de varios órganos, como el estómago.