Saltar al contenido

Tipos de lámparas

Se define como lámpara al aparato utilizado para dar soporte a una o varias luces artificiales. Este aparato puede utilizarse sea colgado en una pared o sobre un pie o base. Estas permiten que dispositivos que proporcionan luz se conecten a la red eléctrica, como son las ampolletas, bombillas, focos, etc.

Este aparato también logra distribuir la luz que llegan a emitir la bombilla, lo cual evita el deslumbramiento. También logran embellecer cualquier espacio, ya que son vistos como elegante objetos decorativos.

También se define como lámpara a los dispositivos donde se genera la luz de forma artificial. Estas fuentes artificiales se luz puede ser electro-luminiscente, incandescente y foto-luminiscente.

Tipos de lámparas


Lámpara incandescente

Son lámparas de gran antigüedad  que al calentar un alambre o filamento de forma eléctrica y a una temperatura alta logra generar luz. Con estas se logra conseguir una gran reproducción de colores con una luz que se aproxima mucho a la natural, procedente del sol.

Suelen ser comercializadas a un precio muy bajo y su instalación resulta bien fácil, la desventaja de la misma es su baja eficiencia luminosa, su corta vida y la depreciación luminosa con relación al tiempo.

Lámparas incandescentes halógenas de tungsteno

Estas lámparas son muy parecidas a las lámparas incandescentes convencionales en cuanto a su funcionamiento, la diferencia estriba en que estas poseen incorporado halógeno en la ampolla, lo cual contribuye a mantener el filamento. Este halógeno hace que la lámpara dure un mayor tiempo, disminuye el tamaño, contribuye con la eficiencia luminosa, brinda una temperatura de calor mucho mayor, y la depreciación luminosa con el tiempo resulta ser mucho mas baja.

Lámparas fluorescentes

Son las lámparas que emiten radiaciones ultravioleta que se crea cuando choca el vapor de mercurio con las sustancias fluorescentes, donde esta se transforma en energía luminosa visible. 

Lámparas fluorescentes compactas

También se les conoce como lámparas de bajo consumo. Se trata de lámparas de pequeño tamaño que permiten que sean conectada en las tradicionales lámparas incandescentes. Estas lámparas en cuanto a su forma, tamaño y soporte se han adaptado a las bombillas convencionales.

Estas suelen duran entre 6000 y 9000 horas funcionando, superando así a las convencionales, es por ello que su precio suele ser superior.

Lámpara de inducción electromagnética

Son lámparas que se basan en el principio de descarga de gas lo cual es realizado a una presión baja. Esta no requiere de electrodo para producir la ionización, donde para ello hace uso de una antena interna, que funciona a través de un generador de frecuencia alta y externa, con lo cual se produce un campo electromagnético en el recipiente de descarga.

Lámparas de sol

También se les nombra como lámparas de mercurio. En esta se llega a transmitir los rayos eritérmicos por bombillas de 280 a 320 nm. Estas bombillas son especiales elaboradas de vidrio tipo cuarzo.

Lámparas luminiscentes

Dentro de este grupo se encuentran las lámparas de argón y de neón. Estas poseen un tubo lleno de helio, argón o neón, que al recibir un voltaje de electrodos crean luz en el electrodo negativo. Al incidir una corriente altera los dos electrodos brilla, pero al solo incidir corriente directa solo brilla un electrodo.

Lámparas de descarga

Se refiere a las lámparas que generan luz a través de una descarga eléctrica en vapores o gases metálicos, que se encuentran en el interior de la ampolla. Estas lámparas pueden ser clasificados de acuerdo al gas que emplea, encontrándose lámparas de vapor de mercurio o lámparas de sodio, y de acuerdo a la presión en que están, donde se destaca la lámpara de baja presión y la de alta presión.

Tipos de lámparas de descarga

  • Lámparas fluorescentes: tiene una forma de tubo y trabajan a un presión baja, las cuales en su interior están rellenas de vapor de mercurio. Estas llegan a emitir radiación UV por medio de la descarga eléctrica, la cual es invisible y se llega a transformar en luz debido a la presencia de polvo fluorescente.
  • Lámparas de mercurio de alta presión: en estas se crea un tubo de descarga con un poco de mercurio en su interior y que para asistir al encendido se encuentra relleno de gas inerte.
  • Lámpara de mercurio de baja presión: en esta, la luz se genera a través de polvos fluorescentes que son activados por medio de la energía ultravioleta al realizar la descarga. Estas ofrecen una mejor eficacia luminosa y un consumo energético mucho menor que las lámparas incandescentes.
  • Lámpara de luz de mezcla: estas combinan la lámpara incandescente con la de mercurio a alta presión, donde se genera un recubrimiento fosforescente. Con estas se crea una excelente reproducción del color, ofreciendo una temperatura de color de 3600 k y un rendimiento de color de 60.

Lámpara de luz negra

En esta la energía ultravioleta radiante próxima a la fuente hace que algunos materiales produzcan una luz blanca o fluorescente, aquellas que generan energía radiante en el ultravioleta próximo a la escala entre los 320 y los 380 nm, son catalogadas como lámparas de luces negras.

Créditos & citaciones en formato APA: Revista educativa Tiposde.com. Equipo de redacción profesional. (2017, 01). Tipos de lámparas. Escrito por: Prof. Carmen L. Valdez. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.tiposde.com/lamparas.html.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Guardaremos tu Nickname, Email y Comentario realizado!
Hacemos uso de Wordpress, considerado como el "Sistema de gestión de contenido web" más efectivo al momento de publicar nuestros artículos educativos. Por ello, no tenemos la necesidad de captar ningún tipo de información de nuestros usuarios, salvo cuando el propio sistema Wordpress solicita un Nickname, Email & Mensaje para permitir que usted pueda comentar nuestros escritos. Solo publique su comentario si usted está de acuerdo con nuestras políticas de privacidad