Saltar al contenido

De energía química a eléctrica

La energía es la capacidad de poner en movimiento o de transformar un objeto o algo. La transformación de energía se presenta como aquella capacidad de generar un movimiento o de producir una modificación o transformación de algo. Una transformación de energía ocurre cuando un energía pasa a otra, como sucede con la energía química que  través de procesos puede pasar a energía eléctrica.

Una de las formas en que la energía se manifiesta es como energía química, esta es la energía que logra mover los automóviles, los aviones, buques y una amplia diversidad de máquinas.

Esta energía química se llega a transformar a través de diversos sistemas en energía eléctrica.

Un ejemplo claro de como se puede transformar la energía química se muestra en los automóviles, los cuales requieren de combustible para poder accionar y avanzar. Este combustible está conformado por cantidades de energía química que al entrar en contacto directo con algún objeto ardiente, como es un chispa, y posteriormente hace contacto con oxígeno, rápidamente se transforma en energía calorífica, y luego se transforma en cinética.

Esta energía química se crea en diversas reacciones químicas contenidas entre átomos o que resultan de la ruptura de estos. Esta es la que representa una sustancia, debido a los enlaces que la conforman, donde al estos llegarse a romper es que se genera la energía química.

La energía química se manifiesta en ciertas reacciones químicas, siendo estas el proceso mediante el cual dos o varias sustancias consideradas como reactivos, se transforman en otra sustancia, la cual es conocida como producto, a causa de la acción de cierto factor energético, como puede ser una pila.

De energía química a eléctrica


El proceso de transformación de energía química en eléctrica comúnmente se muestra en las pilas y en las batería que se utilizan en celulares, controles remotos, automóviles, inversores, etc. Estos poseen una serie de ácidos y de metales que mantienen una controlada reacción, donde como resultado inmediato ofrece una cantidad de electricidad muy aprovechable.

Esta electricidad que puede ser aprovechada de las pilas se llega a perder en el momento en que las pilas se vencen, por tanto las mismas deberán de ser reemplazadas por otras.

Al encender una linterna que use pilas, la energía química que posee la pila pasa o se transforma en energía eléctrica, o sea, ocurre un desplazamiento del electrón por medio de un conductor, y luego es que se genera la luz o la energía luminosa.

Todas las pilas realizan un proceso de transformación de energía química a energía eléctrica, un ejemplo de ello son las pilas voltaicas que a través de estas celdas galvánicas se genera energía eléctrica a través de reacciones redox, siendo este el principio de las baterías.

Cuando se crea electricidad o energía eléctrica  a partir de reacciones químicas se le conoce como electroquímica. En este caso el intercambio de los electrones se efectúa entre una fase electrolítica y un conductor electrónico.

La transformación de energía química en eléctrica también se puede apreciar en los automóviles, donde la energía química que posee el acumulador pasa fácilmente a energía eléctrica, lo cual se convierte en energía lumínica o en luz que salen de los faros del auto. También llega a accionar la radio transformándose en energía sonora.

Créditos & citaciones en formato APA: Revista educativa Tiposde.com. Equipo de redacción profesional. (2017, 11). De energía química a eléctrica. Escrito por: Periodista Elizabeth Ramirez Pantaleón. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.tiposde.com/de_energia_quimica_a_electrica.html.