Saltar al contenido

La energía no se crea ni se destruye. Solo se transforma…

La energía no se crea ni se destruye solo se transforma, son los principios establecidos en la ley de la conservación de la energía dictada por el prionero de la química Antoine Lavoisier.

Esta ley indica que la energía solo puede cambiarse en otra forma, por tanto nunca podrá destruirse ni crearse. Ahora bien, aunque esta no se pierde puede llegar a degradarse según lo explica la segunda ley de la termodinámica.

Un ejemplo claro que llega a explicar esta ley es cuando en un calefactor se transforma la energía eléctrica en energía calorífica.

Esta ley afirma que:

  • No hay ni habrá nada que pueda crear energía.
  • No habrá ni habrá nada que pueda desaparecer la energía.
  • Cuando se observe variación en la cantidad de energía esta se atribuye al intercambio de energía que se realiza con el medio o con un cuerpo.

La energía es considerada como la capacidad que un cuerpo posee para generar un trabajo o de crear cambios en las cosas. Esta no ocupa espacio, no es materia ni puede ser percibida por los sentidos; ahora bien, sí se pueden percibir sus efectos o manifestaciones.

La energía no se crea ni se destruye solo se transforma


La energía llega  a presentar un conjunto de características o propiedades que son ideales para comprender su importancia, estas propiedades rigen la ley de la conservación de la energía, la cual especifica que esta no se crea ni se destruye, solo se transforma.

La energía se transforma

Cualquier forma de energía tiene la capacidad de transformarse en otra, como es la energía eólica que puede transformarse en energía eléctrica a través de turbinas conectadas a un generador o alternador.

Las energías que llegan a transformarse con mayor facilidad en otras formas de energía son la solar, la eléctrica y la energía química.

La energía se degrada

Se trata  de la pérdida de la calidad de energía que suele ocurrir cuando la energía se transforma en otras formas de energía, punto que le hace disminuir su calidad o cantidad, transformándose en otras energías que son menos aprovechables.

El proceso donde ocurre esta pérdida de calidad de energía se explica perfectamente bajo el Principio de degradación de la energía, la cual explica que la capacidad que tiene la energía para realizar sus transformacion va perdiendo calidad o cantidad durante el proceso de cambio.

La energía se conserva

La energía se llega a conservar sin importar en qué forma de energía esta se transporte. Ejemplo de ello se manifiesta en el agua al evaporarse, donde la energía de esta nunca desaparece más bien pasa al aire.

La energía se transfiere

La energía es capaz de pasar o transferirse de un cuerpo a otro con gran facilidad, como ocurre al momento de pedalear una bicicleta, donde la energía que tiene la persona en sus piernas pasa a los pedales permitiendo el avance de este medio de transporte. Otro ejemplo es la energía que una cocina o ducha solar almacena, la cual se pasa en forma de calor calentando los alimentos o el agua.

Créditos & citaciones en formato APA: Revista educativa Tiposde.com, equipo de redacción profesional. (2017, 12). La energía no se crea ni se destruye. Solo se transforma…. Tiposde.com. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.tiposde.com/la_energia_no_se_crea_ni_se_destruye_solo_se_transforma.html.