Saltar al contenido

Contaminación de la energía

La energía que suele causar un mayor daño al medio ambiente, siendo en muchos casos un foco importante de contaminación, es la energía eléctrica, la cual es una energía imprescindible para el ser humano.

Como es muy necesaria en la actualidad para las personas el uso de la energía, siempre se piensa sobre las alternativas para producirla de una forma mucho más sostenible con el medio ambiente a una plazo largo.

Se considera como energía sostenible aquella que logra satisfacer las necesidades de la población sin llegar a comprometer sus futuros recursos. Esta hace uso de energías renovables que le confieren la sostenibilidad que le caracteriza.

La fabricación de las células y colectores solares generan residuos que llegan a contaminar mucho el medio ambiente, como son las emisiones de polvo, y de compuestos fluorados al utilizar el cobre, el acero y el aluminio durante la fabricación de las placas solares.

Contaminación de la energía


Producir electricidad llega a crear grandes contaminantes. Estos contaminantes dependen directamente de la fuente que se use de energía primaria, del entorno en que la instalación se desplace y de la tecnología elegida.

Para eliminar los contaminantes se llevan a cabo una serie de tratamientos, como es es el caso del uso de ciertos convertidores catalíticos en centrales, o la adición en los ríos de compuestos alcalinos.

Las centrales térmicas son los espacios donde se producen grandes contaminantes a causa del cambio térmico en el agua que es usado para refrigeración; y por la quema de combustibles fósiles como el carbón, las cenizas y el humo que generan emisiones de dióxido de carbono, de óxidos de nitrógeno y de óxidos de azufre.

La cantidad de residuos que se suelen general durante la producción de energía eléctrica son muchos, como son:

Dióxido de carbono

Se trata del gas que más influye en la creación del efecto invernadero, el cual es el responsable de la temperatura que genera la tierra, donde al haber un exceso de este  gas  se genera un exceso de temperatura en la atmósfera.

Existen diversas formas de disminuir la cantidad de dióxido de carbono, una de estas es empleando filtros que llegan a retenerlo.

Óxido de azufre y óxido de nitrógeno

Estos dos gases son los causantes de la lluvia ácida. La mezcla de estos óxidos junto con el agua crean lo que es el ácido nítrico y el ácido sulfúrico. El Ph de la lluvia cambia rápidamente con estos ácidos, la cual llega a los ríos y al agua y los acidifica, causando la muerte de los organismos que habitan allí.

Estos gases en pocas palabras producen la lluvia ácida, la cual además causa la deposición del protones H, los cuales llegan a arrastrar iones de la tierra eliminando nutrientes que son beneficiosos para el ecosistema.

Contaminación térmica

Esta contaminación se genera cuando se devuelve el agua al mar o a los ríos.  Aquella energía que en las centrales térmicas no se transforma en energía eléctrica se convierte en energía térmica. Para poder disminuir esta contaminación térmica se emplean ciertos sistemas de refrigeración que hacen uso del agua de mares y ríos.

La temperatura del agua que retorna a los mares y ríos debe de ser controlada puesto a que puede afectar la vida y el hábitat de las especies que se hallan en este ambiente.

Contaminación lumínica

Se trata del resplandor o brillo en el cielo durante las horas de la noche que se generan a causa de la difusión o la reflexión de la luz artificial en las partículas del aire y en los gases debido al exceso de la iluminación y  al uso inadecuado de las luminarias.

Créditos & citaciones en formato APA: Revista educativa Tiposde.com. Equipo de redacción profesional. (2017, 02). Contaminación de la energía. Escrito por: Periodista Elizabeth Ramirez Pantaleón. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.tiposde.com/contaminacion_de_la_energia.html.