Saltar al contenido

Objetivos específicos

31/10/2016

objetivos-especificosLos objetivos específicos intentan explicar la forma en que se llevarán a cabo acciones concretas para la consecución final del objetivo general, cada objetivo específico debe estar diseñado para lograr un aspecto del general.

Pueden manejarse con menos dificultad y son más fácilmente evaluables. Deben presentar una congruencia entre la lógica deductiva y el comportamiento de la realidad.

La palabra objetivo se emplea para describir las metas o propósitos de una persona. Frecuentemente los objetivos se realizan a través de un conjunto de acciones ordenadas, que permiten que se logre la finalidad.

Los objetivos específicos provienen de los generales y los puntualiza indicando la vía para  obtenerlos. Señalan los resultados definidos que se desean alcanzar aunque no hagan claras las acciones que son medibles a través de indicadores.

Este tipo de objetivos permiten la conclusión del objetivo general, utilizando la determinación de estadios o la exactitud y ejecución de los tópicos requeridos del proceso. Dependiendo el tiempo necesario para cumplirse, los objetivos pueden tener plazos, cortos, medianos o largos.

Los objetivos específicos se caracterizan por ser metas pequeñas, limitables y pueden medirse más fácilmente. A través de ellos se pueden conseguir las metas genéricas, la cual permitirá obtener respuestas para desarrollar la investigación.

Los objetivos específicos de un plan corresponden a los pasos que hay que seguir para conseguir el objetivo general. Se puede asegurar que concretan de alguna manera los objetivos generales. Un objetivo específico da parte de la resolución para lograr la meta general del plan.

Es fundamental destacar que los objetivos específicos de un proyecto no reconocen acciones directamente calculables con indicadores. Para eso se usan los objetivos operativos, los cuales precisan a los objetivos específicos. Son valorados a través de indicadores, directamente verificables. Debido a esto, se puede hacer una evolución prolongada más exhaustiva del trabajo.

¿Qué es un objetivo?

El objetivo es la proyección de un propósito o meta a conseguir, y que, según el área donde sea usada, o más bien establecido, tiene cierto nivel de dificultad.

Un objetivo es una de las instancias esenciales de un procedimiento de planificación (que puede estar, como se mencionó, a diversas áreas).

Este se proyecta de forma abstracta en ese principio pero después, pueden (o no) establecerse en la realidad, dependiendo si el proceso de realización ha sido, o no, victorioso.

Características de los objetivos específicos.


  • Los objetivos específicos deben ser claros, basarse en un lenguaje sencillo y exacto. Fácil de reconocer.
  • Los recursos para realizar las metas específicas deben ser fáciles de conseguir, con técnicas adoptables, y dentro del tiempo anticipado.
  • Los objetivos de carácter específicos están siempre  vinculados de forma lógica con el problema que se quiere resolver.
  • Las finalidades específicas detallan por completo algunos aspectos de los objetivos generales.
  • Tienen que ser medibles o cuantificables.
  • Su alcance debe determinarse en un tiempo específico, o sea describir en qué tiempo se realizaran.
  • Tienen que ser realistas, o sea presto para ser logrado para no correr riesgos de caer en el fracaso o desanimo.
  • Los objetivos específicos deben tratar ciertos retos. Lo realista no quiere destacar que evite crecer.
  • Tienen que ser claros, concretos para impedir la ambigüedad, deben evitarse expresiones que traigan confusión o que generen diversas interpretaciones.
  • Este tipo de objetivos específicos tienen que ser estratégicos, deben unirse y sostener el objetivo general, explicar cómo en diversos logros y niveles de qué manera conseguir dicho reto, o sea que puedan servir como una vía a seguir.
  • Tienen que ser guía y determinar límites al hablar de los recursos obtenidos.
  • Deben orientarse a elementos esenciales de un problema.

Niveles de los objetivos específicos


Estos niveles se pueden determinar dependiendo la complejidad que presenten las metas específicas.

Perceptual

Conllevan informaciones externas y superficiales del evento, para lograr exactitud en los elementos que se muestran evidentes.

Integrativo

Requiere que el evento sea alterado por el investigador.

Comprensivo

Describe las explicaciones de las circunstancias que producen un evento.

Aprehensivo

Conlleva una búsqueda de elementos que no son tan notables en el evento de la investigación, de algo que da la impresión de estar ocultado, y permanece en la profundidad de la organización interna del evento.

Diferencias entre los objetivos específicos y los generales


  • Los objetivos generales no tienen porque ser cuantificables, mientras que los específicos deben serlo siempre.
  • Las metas específicas deben ser limitados, en tanto que las generales no necesariamente deben serlo.
  • Los objetivos generales son extensos y de largo plazo, mientras que los específicos son de plazo limitado y reducidos.
  • Las metas de carácter general no proceden de ningún otro tópico, entretanto que las finalidades específicas se derivan de los objetivos genéricos.

Cómo redactar un objetivo específico


Un elemento básico que se debe tener en cuenta es que la creación de cada meta, sin importar que sea específico o general, es que se inicie con un verbo infinitivo.

Asimismo, para entender como formular los objetivos específicos de un estudio es importante realizar las interrogantes correctas teniendo como punto de partida las dudas que se presente durante la redacción del planteamiento del problema.

Algunas de las preguntas necesarias para saber expresar las metas específicas son: ¿ Qué quiero saber? y ¿ Qué objetivo voy a proponer?. Según las preguntas formuladas, se podrá determinar que verbos utilizar para construir los objetivos específicos.

Algunos verbos empleados para realizar diversas metas específicas son:

  • Advertir.
  • Examinar.
  • Calcular.
  • Enunciar.
  • Calificar.
  • Estimar.

Importancia de los objetivos específicos.

  • Otorgan una dirección a seguir en la proyección de acciones.
  • Permiten la evaluación, debido a que, despliegan criterios que establecen el nivel de éxito de las meta del proyecto o de un plan.
  • Fomentan los medios de previsión para actividades futuras.
  • Facilitan el diseño de un sistema para el plan del proyecto, estableciendo las diversas actividades para cada ámbito.
  • Desarrollan la participación, comunicación y la labor realizada en equipo.
Verbos adecuados para formular los objetivos específicos.

Un punto fundamental que hay que tener en cuenta siempre, es que la creación de cada objetivo, ya sea general o específico, debe iniciar con un verbo en infinitivo. Algunos ejemplos de verbos apropiados para formular objetivos específicos son:

  • Advertir.
  • Analizar.
  • Basar.
  • Calcular.
  • Calificar.
  • Categorizar.
  • Comparar.
  • Componer.
  • Conceptuar.
  • Considerar.
  • Contrastar.
  • Deducir.

Conclusiones importantes.

  • Reconocer y tener claramente el objetivo general.
  • Identificar aspectos críticos y problemáticas que requieran soluciones y mejoras.
  • Contestar preguntas tales como ¿Cuánto cambiar? ¿Qué cambiar? ¿Para quién o qué?? ¿Cómo? Vinculándola en todo momento al punto crítico localizado.

Lo ideal es que los objetivos específicos nazcan de las preguntas de investigación, generándose tanto objetivos específicos como preguntas que se hayan creado, la técnica abarca el uso de texto de la pregunta anteponiendo un verbo infinitivo, teniendo en cuenta que el objetivo solo  tiene un solo verbo en este modo.

Se aconseja no usar los siguientes verbos: comprender y conocer, debido a que son considerados ambiguos y su interpretación puede generar confusión en el lector.