Saltar al contenido

Marketing Relacional

30/10/2015

Marketing RelacionalEl marketing relacional, como su nombre lo dice, brinda la posibilidad de crear relaciones entre clientes y la empresa misma, para beneficio de ambas partes.

Este tipo de marketing funciona con diversas acciones y estrategias direccionadas específicamente al comprador para que éste tenga experiencias positivas en relación a la marca, producto o servicio que se ofrezca

La relaciones establecidas en éste marketing, funcionan como herramientas de información acerca de gustos y preferencias de los consumidores y con ello mostrar a la empresa como el medio para la solución a sus necesidades.

La empresa que establece el marketing relacional, ha de cambiar también la parte de su cultura organizacional con el fin de dirigirse al cliente: a su conocimiento, sus necesidades, sus gustos, los canales de distribución, proveedores, etc. De esa manera se crea un marketing integral dentro de lo relacional de sus acciones.

Los datos que proporcionan los clientes son esenciales para crear buenas relaciones e interacciones entre empresa y consumidores; cada uno de ellos puede dar origen a acciones y estrategias que ayuden a disminuir necesidades del mercado.

Para la empresa es esencial determinar qué tipo de cliente tiene mayor rentabilidad y de esa manera enfocar la solución de sus necesidades hacia ese sector; de esa manera la relación empresa – cliente tiene un periodo de vida a largo plazo.

Es ideal que el marketing relacional abarque integralmente todas las áreas de la empresa para que la función que tiene cada área esté encaminada a las soluciones y beneficios hacia el consumidor y que los canales de comunicación internos y externos tengan esa dirección.

Un marketing relacional se logra bajo las siguientes directrices:

  • Obtención e interpretación de los datos del consumidor
  • Creación de programas estratégicos para el caso
  • Institución de programas
  • Retroalimentación y análisis de resultados

Una vez que la solución a los problemas del mercado llega tras una correcta implementación de acciones y estrategias, se crea un flujo de acción positivo en dónde el beneficio llega tanto a la parte empresarial como a la parte consumidora.