Saltar al contenido

Lámparas de vapor de sodio

Las lámparas de vapor de sodio es un sistema de descarga de gas que para producir luz emplean vapor de sodio. Son uno de los tipos de lámparas más eficiente, las cual ofrece una gran cantidad de lúmenes por vatio.

Estas lámparas llegan a ofrecer un gran rendimiento luminoso, donde su uso es recurrente para el alumbrado vial, como es en autopistas, en rutas, depósitos, muebles, etc. También se emplea para fines decorativos.

Tipos de lámparas de vapor de sodio


Lámparas de vapor de sodio a baja presión

Se trata del tipo de lámparas más eficaz del mercado, la cual puede producir más de 140 lum/W. La única desventaja de su uso es que tienen muy escasa reproducción cromática.

La descarga eléctrica en estos tipos de lámparas crea una radiación monocromática conformada por dos rayas cercanas entre sí que tienen un espectro de 589 nm y 589.6 nm.

Tienen una gran eficacia, ya que la radiación que emite, lo cual es de color amarillo, está muy cerca a la sensibilidad de la vista de las personas. Con estas lámparas se logra conseguir una mejor agudeza visual y una máxima comodidad; así mismo se consigue una excelente percepción de contrastes.

Tiene una elevada vida media, donde dura unos 15000 horas, siendo a la vez muy baja la depreciación de flujo luminoso que tienden a sufrir en vida, donde tiene una vida útil entre 6000 y 8000 horas.

Lámpara de vapor de sodio a alta presión

Suele ser el tipo de lámpara más usado para el alumbrado público, el cual llega a brindar una perfecta reproducción de colores, donde supera en mucho a las lámparas de vapor de sodio a baja presión, sin embargo su efectividad no llega a cubrir en su totalidad la iluminación donde se necesita una máxima reproducción cromática.

La desventaja de estas lámparas recae en su rendimiento, la cual dura mucho menos que las lámparas de sodio de baja presión, pero siempre se mantiene por encima de los 100 lum/W.

Estas lámparas son consideradas como las más avanzadas, donde las radiaciones que llegan a emitir representan un espectro de emisión que posee las bandas más anchas. Posee un tubo de descarga que suele alcanzar los 1000 grados C.

Partes de la lámpara de vapor de sodio de alta presión
  • Tubo de descarga: su forma es cilíndrica y tiene pequeño tamaño. Se realiza con material cerámico, donde se emplea un poco de óxido de magnesio y de óxido sintetizado que llega a disminuir el tamaño del cristal de aluminio.  Posee dos niobio o discos de aluminio en sus extremos que cierran el tubo.
  • Casquillo: este comúnmente es de rosca Edison o de Bayoneta.
  • Ampolla exterior: realizada en base a vidrio y contiene en su interior gas inerte que ayuda a disminuir las pérdidas de calor que tiene el tubo y a la vez ayuda a prevenir cualquier ataque químico. Presenta una forma tubular u ovoide.

La luz en este tipo de lámparas se consigue con la emisión que se producen al chocar los electrones libres con los átomos del gas que posee el tubo de descarga.

Características de la lámpara de vapor de sodio


  • Conformadas por un tubo de descarga hecho con cerámica translúcida, que le da resistencia a la temperatura y a la corrosión del sodio,
  • Posee dos electrodos en sus extremos que brindan la tensión eléctrica que necesita la lámpara para encender el vapor de sodio.
  • Se necesita de un ignitor y de un balasto para operarlas.
  • Suelen durar unas 24000 horas.
  • Dura entre 9 y 10 minutos para encender.
  • Las lámparas de vapor de sodio de alta presión tienen un rendimiento de 80 a 115 lum/W.
  • Las lámparas de baja presión presentan un rendimiento entre 135 y 175 lum/W.
  • Sólo tardan 4 o 5 minutos para reencender.
Créditos & citaciones en formato APA: Revista educativa Tiposde.com. Equipo de redacción profesional. (2017, 09). Lámparas de vapor de sodio. Escrito por: Periodista Elizabeth Ramirez Pantaleón. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.tiposde.com/lamparas_de_vapor_de_sodio.html.