Saltar al contenido

Tipos de bancos

La palabra banco designa diferentes tipos de cosas. Su etimología viene del francés antiguo y este del germánico banki que hacía referencia a la primera acepción que vamos a describir.

Por un lado, es un asiento con capacidad para dos o más personas con o sin respaldo. Por otro lado, este concepto se utiliza para denominar a un conjunto de gran número de peces que se mueven en conjunto. En tercer lugar, un banco de órganos es el lugar donde se conservan y almacenan este tipo de tejidos con la finalidad de cubrir necesidades quirúrgicas y de investigación.

Por último, hoy en día, el concepto más utilizado hace referencia a una entidad financiera que se dedica a administrar el dinero de sus clientes y a prestárselo a su vez a otros individuos o empresas a los que cobra un interés, entre otras operaciones financieras. La diferencia entre lo que se les paga y lo que ellos pagan, es la ganancia que les permite funcionar.

Actualmente, en la sociedad globalizada y de consumo en la que vivimos, los bancos han ampliado sus servicios y con ellos han aumentado sus ingresos. Dentro de sus nuevas tareas están la venta de moneda extranjera, la negociación de acciones y bonos, la oferta de tarjetas de crédito, etc.

Tipos de bancos


Las clasificaciones de los bancos monetarios se pueden hacer de diferentes maneras. De acuerdo a la propiedad del banco, se pueden diferencias:

Bancos públicos

Entidades que pertenecen totalmente al estado, es decir, es el país quien aporta su capital. En sus orígenes su función era impulsar la economía, incentivando inversiones con fondo social para crear empleo. Aunque con la expansión de este sector, esta variante pasó a un segundo plano, la crisis económica de los últimos años ha revitalizado su papel.

Bancos privados

Entidad que trabaja con autonomía propia. Su capital, nacional o extranjero, es aportado por accionistas particulares: empresas privadas o personas físicas con gran capacidad de inversión. Actualmente, este término designa también a un modelo de negocio bancario que busca cubrir las necesidades de sus clientes gestionando su patrimonio.

Bancos mixtos

Son los que su capital es aportado tanto por el sector privado como por el público. Sus reglas se rigen por el derecho privado y la jurisdicción ordinaria, excepto que una disposición legal dictamine lo contrario.

Los bancos también pueden clasificarse en función de su actividad, es decir, según el objetivo de las operaciones que realizan. Dependiendo de su oferta comercial y su cartera, podemos diferencias:

Banco central o emisor

Hay uno en cada país y es el encargado de emitir la moneda que está en circulación. Su objetivo es supervisar y dirigir el sistema financiero del estado de forma oficial y garantizar una política monetaria sólida, separada de la política. Además es el encargado de mantener todas las reservas de la nación en perfecto estado.

Banco Comercial

Es la variante más habitual actualmente. También se denominan bancos corrientes. Su función es brindar cualquiera de las operaciones solicitadas por sus clientes, las cuales incluyen: captar depósitos, prestar dinero, el mantenimiento de cuentas corrientes y la financiación de procedimientos dentro y fuera del país.

Banco de Inversión

Ofrecen productos de inversión tanto particulares y empresas. Asesoran a sus clientes sobre qué operaciones les serán beneficiosas. Sus objetivos son la participación en adquisiciones y fusiones empresariales y la oferta-demanda de valores en el mercado. Entre sus tareas están la concesión de bonos, créditos y avales, así como la recepción de depósitos, entre otras.

Bancas corporativas

También llamados bancos de empresas. Son entidades que disponen con productos específicos para empresas, las cuales configuran el total de sus clientes. Les ofrecen un mercado, relacionado con las líneas de crédito, descuentos de pagarés, chques o recibos con los que desarrollar su actividad.

Bancos de consumo o retail

Están enfocados a las personas de a pie. Ofrecen cuentas corrientes, tarjetas de crédito, hipotecas, préstamos personales, etc. Se caracterizan por tener un elevado número de sucursales en las ciudades.

Banco hipotecario

Son bancos que se centran en conceder a sus clientes, bajo unas condiciones, préstamos a largo plazo para la construcción o adquisición de una vivienda o un inmueble. Es decir, prestan dinero disponiendo del respaldo de que ante un evento adverso, disponen de la capacidad de expropiar al cliente del bien que se haya asumido como compromiso en el contrato.

Banco de tesorería

Son entidades que se caracterizan por manejar y dar soporte a grandes operaciones entre corporaciones o incluso entre otros bancos. Su capital para ello debe ser de gran magnitud. No poseen clientes físicos, por lo que no tienen  oficinas abiertas al público.

Bancos de fomento

Es un término utilizado en finanzas que hace referencia a instituciones financieras cuyo objetivo es sufragar la preparación y la ejecución de proyectos de inversión, gastos de explotaciones o la inversión en bienes de capital, además de incluir asistencia técnica para esos planes. Actualmente, los bancos comerciales y los de fomento son muy similares.

Créditos & citaciones en formato APA: Revista educativa Tiposde.com, equipo de redacción profesional. (2017, 02). Tipos de bancos. Tiposde.com. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.tiposde.com/bancos.html.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Guardaremos tu Nickname, Email y Comentario realizado!
Hacemos uso de Wordpress, considerado como el "Sistema de gestión de contenido web" más efectivo al momento de publicar nuestros artículos educativos. Por ello, no tenemos la necesidad de captar ningún tipo de información de nuestros usuarios, salvo cuando el propio sistema Wordpress solicita un Nickname, Email & Mensaje para permitir que usted pueda comentar nuestros escritos. Solo publique su comentario si usted está de acuerdo con nuestras políticas de privacidad