A la hora de leer surgen textos de tal diversidad que pueden reunir más de una tipología en un solo escrito, sin embargo, es posible realizar una clasificación de los tipos de texto resumiéndolos en las siguientes categorías principales, según su finalidad comunicativa.

El texto instructivo es una forma de comunicar indicaciones sobre cómo actuar para la consecución de un objetivo, este tipo de texto posee un formato determinado que expresa de forma ordenada dichas instrucciones o procedimientos con un lenguaje imperativo y algunas veces va acompañado de imágenes para asegurar mayor claridad de lo que se está dando a entender. Dentro de ellos tenemos por ejemplo: recetas, instrucciones de armado, reglas de comportamiento, etc.

El texto expositivo es utilizado para dar a conocer información sobre un tema de forma objetiva, veraz y específica, mediante una forma apelativa, es decir que el lenguaje se centra en el receptor a modo de mandato. Está constituido por un título, un subtítulo, una introducción, un cuerpo de trabajo donde se expone todo lo investigado en ideas principales y secundarias, y finalmente una conclusión en donde se resumen las ideas que aparecen a lo largo del trabajo. Los más comunes son los artículos científicos, tecnológicos, culturales, periodísticos, etc.

El texto descriptivo contiene una variedad de términos que desembocan en la enumeración de características propias de personas, animales, objetos o cualquier suceso del cual se quiera dar razón explícita, para que el lector pueda entender la mayor cantidad de detalles que le permitan crear en su mente una imagen de lo que se está enunciando.

En el texto narrativo se emplea la narración como un instrumento para contar, relatar, o recapitular un suceso lo cual es posible mediante una secuencia lógica de eventos que conllevan una causalidad en donde se puede deducir un final. Consta de tres partes básicas que son: el estado inicial, la complicación de la acción (en donde se presenta el conflicto generador de la historia) y la resolución. Los principales representantes son el cuento y la novela aunque también está presente en la oralidad cotidiana.

El texto argumentativo utiliza la función referencial del lenguaje para convencer al lector de una idea, esto quiere decir que se vale de sucesos del entorno que puedan ser comprobables, por medio de una hipótesis susceptible de ser revisada, buscando puntos a favor y en contra para optar por una posición que se defiende a través de todo el texto y al final se presentan unas conclusiones en dónde se explica el porqué el autor generó sus opiniones. Se puede expresar de manera deductiva, en donde se inicia con la tesis y se acaba con la conclusión o de manera inductiva cuando se dan primero los argumentos y se termina exponiendo la tesis.

Apelando a las nuevas formas de comunicación digitales se incluye una nueva categoría, el hipertexto que consiste en un texto personal que se construye mentalmente al saltar de un enlace a otro al navegar en la red, generando un hilo discursivo de conexiones lógicas según el agrado de quien lo sigue, de esta manera se forma un texto abierto que puede ser simultaneo en sus espacios y que genera tanto nuevas habilidades como un cambio de mentalidad en un lector activo y participativo.

 

Bibliografía para los tipos de textos

http://www.saretik.net/testuak/sarreracas.htm
http://www.liccom.edu.uy/bedelia/cursos/lenguaescrita/archivos/TIPOLOGIA_DE_LOS_TEXTOS_ESCRITOS.pdf
https://www.codelcoeduca.cl/minisitios/docentes/pdf/lenguaje/1_Lenguaje_NB5-6-NM1.pdf
http://www.hipertexto.info/documentos/lector.htm

  • Facebook
  • email
  • Twitter

Completa la información:

Nombre(obligatorio)

Email (obligatorio)

Danos tu opinión o añade contenido. ¡Anímate a participar!