Estos son los distintitos tipos de oraciones.

Simples.

Están formadas por un sujeto gramatical que puede ser explicito  o implícito y un predicado. Contiene un sólo verbo en forma personal. Pueden ser de predicado verbal o de predicado nominal, según si su verbo es predicativo o copulativo.

Copulativas: llamadas también atributivas, tienen predicado nominal y se construyen con los verbos ser, estar o parecer y un atributo que califica al sujeto. Ej.: La casa parece nueva.

De predicado verbal.

Activas: el sujeto realiza la acción indicada por el verbo. Ej. La policía persiguió al delincuente.

Pasivas: el sujeto experimenta o recibe de forma pasiva la acción verbal. Por lo general se construyen con los verbos ser-estar seguidos de un participio, y pueden explicitar el sujeto que realiza la acción con un complemento preposicional. Ej. El delincuente fue perseguido por la policía.

Transitivas: su verbo lleva un complemento directo. Ej. El perro roe el hueso.

Intransitivas: no llevan complemento directo. Ej. El perro duerme.

Reflexivas: El sujeto realiza la acción verbal y al mismo tiempo la experimenta, esto se manifiesta con un pronombre reflexivo en concordancia de numero y persona con el sujeto.

Reflexivas directas: el reflexivo funciona como complemento directo. Ej. Yo me lavo.

Reflexivas indirectas: el reflexivo realiza la función de complemento indirecto. Ej. Juan se afeitó la barba.

Reciprocas: El sujeto está formado por varias personas y cada una de ellas recibe la acción de la otra. Pueden reforzar su significado con adverbios o expresiones adverbiales reciprocas (mutuamente, entre sí, etc.).

Reciprocas directas: el reflexivo funciona como complemento directo. Ej. Pedro y Manuel se ayudan mutuamente.

Reciprocas indirectas: el reflexivo realiza la función de complemento indirecto. Ej. Los perros se prestan calor unos a otros.

Pasivas reflejas: Ocultan el agente de la acción verbal mediante el pronombre reflexivo se, el verbo en tercera persona y un sustantivo en concordancia que funciona como sujeto pasivo. Ej. Se compra madera.

Compuestas.

Están formadas por dos oraciones independientes que pueden funcionar por si solas, pero que se encuentran ligadas entre sí.  Contiene más de un verbo en forma personal. Pueden ser:

Yuxtapuestas: oraciones que se suceden unas a otras y no llevan ningún enlace, pero la relación toma un significado particular derivado del contexto. Ej. Paró de llover, pudimos pasear.

Coordinadas: van conectadas por una conjunción coordinativa que da un significado particular a la relación entre ellas. Se dividen en:

Coordinadas copulativas. Reúne elementos homogéneos en una sola unidad funcional mediante “y, e, ni, que”. Ej. Paró de llover y pudimos pasear.

Coordinadas disyuntivas. Indica alternancia o excluyente usando “o, u”. Ej. ¿Vienes o te quedas?

Coordinadas adversativas: dos oraciones de significado opuesto, una niega a la otra.

Restrictivas: Unidas con “pero”

Exclusivas: unidas con “sino”

Coordinadas ilativas o consecutivas: enlazadas por una locución conjuntiva, la segunda es consecuencia de la primera. Ej. Es tarde, así que levántate.

Subordinadas: no tienen independencia ya que forman parte de la oración principal la cual contiene el núcleo al que complementa la subordinada. Son:

Subordinadas sustantivas: cumple la función de los sustantivos. Se dividen en:

Las que funcionan como sujeto: Ej. Es imposible que saltes tan alto.

Las complementarias directas: Ej. Ya sé que Juan llegará el lunes.

Subordinadas adjetivas: Complementan un nombre sustantivo mediante un pronombre relativo. Son:

Especificativas: especifican o concretan algo del término que las anteceden. Ej. Los chicos que estudian aprueban.

Explicativas: introducen una explicación o comentario en forma de inciso. Ej. Los chicos, que estudiaron mucho, aprobaron.

Subordinadas adverbiales: funcionan como complemento circunstancial, son:

Propias: se pueden sustituir por un adverbio de su misma significación pueden ser:

Locativas: usan el adverbio “donde” para ubicar lo señalado en el espacio.

Temporales: usan un adverbio de tiempo “cuando, mientras, antes, después, primero” para situar lo referido en un momento determinado.

 

Bibliografía para los tipos de oraciones

Martínez, Hortensia. Construir bien en español: la corrección sintáctica. España, 2005.

 


Comentarios

Nombre(obligatorio)

Email (obligatorio)

Danos tu opinión o añade contenido. ¡Anímate a participar!