Según el porcentaje de información que deseemos copiar encontramos los siguientes tipos de copias de seguridad:

  • Copia de seguridad incremental: únicamente se copian los archivos modificados tras la última copia de seguridad. Una vez realizado este tipo de copia de seguridad los archivos en cuestión dejan de tener el atributo de modificados activo.
  • Copia de seguridad diferencial: es lo mismo que la incremental pero el atributo de los archivos modificados no se desactiva hasta que no se hace una copia de seguridad incremental o completa (casos anteriores).
  • Protección contínua de datos: se van registran todos los cambios en el sistema anfitrión y realizando copias para así minimizar la pérdida de datos.
  • Sintética: se crea una nueva imagen de copia de respaldo a partir de copias de respaldo anteriormente completas y posteriores incrementales.

En la mayoría de los casos usar una combinación de tipos de copias de seguridad es lo mejor. Pero hay que tener en cuenta que:

  • La combinación de normal e incremental utiliza el mínimo espacio en disco y es muy rápido pero puede dificultar la recuperación de los archivos al estar repartidos en varios discos.
  • La combinación de copias de seguridad normal y diferencial es más lenta pero la recuperación de datos es más sencilla.

Comentarios

Nombre(obligatorio)

Email (obligatorio)

Danos tu opinión o añade contenido. ¡Anímate a participar!