La escritura sumeria estaba basada en un medio de contabilidad que hacia uso de pequeños objetos de arcilla de diversas formas que simbolizaban un número de mercancía en particular y  que después pasaban a ser representadas en tablillas de barro como numerales impresos por un cilindro.


Comentarios

Nombre(obligatorio)

Email (obligatorio)

Danos tu opinión o añade contenido. ¡Anímate a participar!