En los productos funcional el consumidor tiene un conocimiento completo del propio producto antes de ir a comprarlos, así invierte poco tiempo y esfuerzo para adquirirlo. Existe una fidelidad hacia la marca.

Encontramos ejemplos en productos de uso cotidiano: crema dental, detergente, artículos de limpieza, etc.


Comentarios

Nombre(obligatorio)

Email (obligatorio)

Danos tu opinión o añade contenido. ¡Anímate a participar!