Las empresas son entidades de explotación de recursos que tienen el objetivo de obtener beneficios económicos y se pueden clasificar de varias formas, según diferentes criterios.

Se llaman empresas del sector primario aquellas que centran su actividad en la parte agraria o pesquera; del sector secundario las que se dedican a la transformación de recursos y la parte industrial o de comercio; del sector terciario cuando su sector productivo está relacionado con los servicios.

Los propietarios de la empresa permiten a su vez, una forma de clasificación, esto es: la empresa es pública, es decir, del estado, o es privada cuando es propiedad de una o varias personas, y es aquí cuando la parte jurídica ofrece la clasificación de acuerdo a cómo se constituyan estas sociedades.

En este caso, se tienen las empresas individuales en las cuales el capital es aportado por una sola persona, quien tiene responsabilidad ilimitada, es decir que no se diferencia su capital privado al de la empresa en caso de responder por obligaciones económicas. Existe la sociedad civil y la comunidad de bienes en donde el capital es aportado por dos o más socios siendo la responsabilidad igualmente ilimitada. En la sociedad colectiva varios socios aportan capital, aunque puede haber socios que sólo aporten trabajo, la responsabilidad es ilimitada y no se pueden traspasar las facultades de los socios a otras personas. La sociedad comanditaria simple y por acciones tiene la característica de exigir una cantidad de dinero mínimo para ser parte de ella, además es limitada para los socios comanditarios, e ilimitada para los socios colectivos. Por ultimo la sociedad limitada puede ser uni o pluripersonal, también cuenta con un mínimo de aporte para su capital constitutivo y, como su nombre lo indica: la responsabilidad es limitada al monto aportado a la vez que no se puede transferir la responsabilidad de los socios.

En este apartado podemos incluir las empresas familiares en donde también pueden coexistir empleados asalariados.

Otra forma de clasificación puede ser por la participación extranjera que posean las empresas, esto se da en el caso de el sector productivo industrial y se puede dividir en empresas con participación extranjera mayoritaria cuando el capital extranjero es mayor al 50% y empresa de participación extranjera minoritaria cuando es menor del 50% pero sólo hasta el 15%, ya que si es menor a esta cantidad, la empresa pasa a ser publica o privada, teniendo en cuenta que para que sea pública, la participación estatal en el aporte de capital debe ser mayor al 50%. Ya de esta forma es posible clasificar las empresas privadas según su tamaño, volumen de ventas, volumen de activos y número de empleados. Con el número de trabajadores podemos decir que una empresa privada es micro (menos de 10 empleados), pequeña (de 10 a 100 empleados), mediana (de 100 a 205 empleados) o grande (mas de 250 empleados).

 

Bibliografía para los tipos de empresa

Casar Pérez, José. La organización industrial en México. México 1990.

Economía de la empresa agroalimentaria. Serrano Bermejo, Arturo. España 2008.


Comentarios

Nombre(obligatorio)

Email (obligatorio)

Danos tu opinión o añade contenido. ¡Anímate a participar!