La Ciencia  es el conjunto de conocimientos sistemáticos sobre la naturaleza, los seres que la componen, los fenómenos que ocurren en ella y las leyes que rigen estos fenómenos.

La ciencia es una facultad del hombre que le permite encontrar explicaciones a los fenómenos estudiados y respuestas a las interrogantes planteadas sobre acontecimientos determinados, mediante un conjunto de ideas que pueden ser provisionales, pues con la actividad de búsqueda continua y el esfuerzo de hombres y mujeres, estas explicaciones pueden variar y constituir un nuevo conocimiento.

Estos son los distintos tipos de ciencia.

Ciencias formales.

Estudian las ideas, están constituidas por las matemáticas y la lógica. Se valen del método axiomático deductivo, este consiste en un conjunto de enunciados no demostrados o axiomas y unas reglas deductivas que se le aplican para obtener teoremas.

No pueden validar sus fórmulas a través del contacto con la realidad ya que se refieren a lo abstracto. Es autosuficiente por su contenido y método de prueba, que le permiten conseguir una verdad completa. Se vale de formulas analíticas que pueden convalidarse por medio del análisis racional.

Estas ciencias además constituyen una herramienta conceptual para todas las otras ciencias y áreas del conocimiento.

Ciencias Fácticas.

Estudian los hechos que ocurren en el mundo por tal motivo tienen que apelar a la experiencia para contrastar sus formulas, a esto se le llama formulas sintéticas, es decir, formulas que no pueden ser validadas únicamente por la razón. Contiene teorías formales que no se someten a discusión, porque los hechos son irrelevantes respecto de las ideas puras.

Se dividen en ciencias naturales: física, química, biología, psicología individual; ciencias biosociales: antropología, demografía, psicología social, bioeconomia; y ciencias sociales: sociología, economía, ciencias políticas, historia material, historia de las ideas.

Aquí hay que tener en cuenta que algunos teóricos pensaron clasificar ciencias  como la historia en una nueva categoría denominada ciencias del espíritu, debido a que se pueden investigar los motivos que iluminan el sentido de los acontecimientos sin preverlos matemáticamente.

Ciencias naturales.

Se valen del método hipotético deductivo, es decir, que sigue los pasos de la observación, creación de hipótesis, deducción de consecuencias y comprobación con la experiencia; aquí se combina la reflexión racional con la observación de la realidad o momento empírico.

En primer grado están la física, la química y en segundo grado la biología y la veterinaria. Estudian los fenómenos naturales en los que no interviene la libertad humana ni de otros posibles seres. Tratan hechos y realidades de este mundo. No admite excepciones a sus leyes o reglas, están regidas por el principio de causa y efecto, por esto es posible predecir fenómenos.

Ciencias sociales.

Economía, historia, política, derecho, sociología. Tratan fenómenos en los que la actuación y la libertad humana pueden cambiar las reglas promulgadas inicialmente y se da una retroalimentación.

Hace uso de un tipo específico de conocimiento científico relacionado con el papel que la autoreflexión y la crítica de la propia actividad científica juega en el desarrollo de esta.

Delimita el objeto a estudiar y los métodos a usar con el fin de establecer una aproximación al mismo. Partiendo de la idea de que el comportamiento humano no responde a leyes científicas como lo hacen los fenómenos naturales, estas ciencias sólo se pueden expresar mediante probabilidades a partir del análisis cuantitativo de la frecuencia con que ocurra un acontecimiento sociocultural.

Bibliografía para los tipos de ciencia

  • Bunge, Mario. La investigación científica: su estrategia y su filosofía. México, 2007.



Recomendaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, admin.
Fecha de publicación: enero 26, 2010.

Para citar este artículo en formato APA: