Diferenciar los tipos de suelos es importante para la agricultura. Se pueden identificar según la capa arable del suelo, el uso que le da el hombre, las características, etc. Encontramos los siguientes tipos:

Suelos Zonales.

Son los suelos que existen en determinada zona de vida climática y ecosistema asociado, al que se le llama clima zonal. La calidad de estos suelos puede variar si aumenta o disminuye la precipitación o la temperatura.

SOLUM: conjunto de los horizontes A y B. Es la zona del suelo más activa biológicamente en donde crecen raíces y plantas.

  • Horizonte A. Es la parte superficial del suelo, contiene más materia orgánica, es más blando y oscuro que los otros horizontes.
  • Horizonte B. Se forma debajo del horizonte A, en un suelo evolucionado por cientos de años.
    • B1. Resulta de la alteración moderada del material de partida, esto se observa en la modificación del color, en la remoción del carbonato cálcico o formación de estructura en bloques o prismas.
    • B2. Tiene una acumulación de partículas muy finas de tamaño de arcilla, que ha subido desde los horizontes superiores arrastradas por el agua.
  • Horizonte C. Lo constituye material no consolidado, poco afectado por procesos de formación de suelo, es el material de partida del suelo.

Suelos oxihumicos o podsólicos.

Son característicos de altas latitudes donde hay lluvia abundante.

Suelos de tundra.

Se forman sobre un fondo helado con un espesor de muchos metros, que se deshiela en el verano polar, existen diferentes modalidades de suelo tundra así  como existen distintos tipos de vegetación tundra.

Andosoles o suelos minerales.

Son suelos volcánicos geológicamente recientes, son ricos en minerales poseen excelente estructura, alta fertilidad y no son similares en su perfil a los suelos mas antiguos. Dan un excelente rendimiento agrícola y pueden ser pastoreados intensivamente, tras un periodo largo se normalizan.

Suelos aluviales.

Se presenta en áreas lluviosas, con el tiempo se transforman en menos fértiles y mas normales.

Tipos de suelos según el pH, es decir la medida de la concentración de iones de hidrogeno en la disolución del suelo, que expresa su grado de acidez o alcalinidad.

  • Muy ácidos: pH entre 5.5 y 6.5
  • Neutros: pH entre 6.5 y 7.5
  • Alcalinos: entre 7.5  y 8.5
  • Muy alcalinos: mayores de 8.5

Suelos alcalinos:

Son excesivamente calizos, se presentan en forma de rodales en regiones húmedas, son ricos en calcio, son jóvenes y se forman sobre materiales de origen.

Suelos salinos. Tienen gran contenido de sales solubles, esto eleva la presión osmótica y dificulta la absorción de agua de las plantas. Recibe el nombre de álcali blanco ya que a veces se forman costras blancas de sal.

Suelos sódicos. Son pobres en sales solubles, poseen más del 15% en iones de sodio, conservan una  permeabilidad baja, casi no soportan el crecimiento de las plantas pues son muy alcalinos.

Suelos sódico-salinos. Ostentan un alto contenido de sales y gran riqueza de iones de sodio. El lavado los transforma en sódicos y presentan el mismo aspecto que el suelo salino.

 

Bibliografía para los tipos de suelos

Holdridge, Leslie. Ecología basada en zonas de vida. Costa Rica, 2002.

Huguet Villar, Emilio. Geo-edafología: método universal de tipología de los suelos. Madrid, 1983.

Thompson, L.M. Los suelos y su fertilidad. España, 1988.

  • Facebook
  • email
  • Twitter

Completa la información:

Nombre(obligatorio)

Email (obligatorio)

Danos tu opinión o añade contenido. ¡Anímate a participar!