Grasas de origen animal.
Son las grasas extraídas de cualquier tipo de animal por ejemplo del cerdo o la res, la piel del pollo, los cuales son ricos en colesterol. A partir de estos se generan productos como manteca, crema entera, mantequilla, quesos, leche, etc. Además de la grasa visible en las carnes. Para el uso domestico existe la producción de grasas plásticas para repostería, esto es manteca endurecida de cerdo con grasa de vaca, posteriormente hidrogenada, desodorizada e inhibida.

Grasas de origen vegetal.
Se pueden encontrar en aceite de maíz, de cártamo, de ajonjolí, de oliva, de algodón, de maní; margarina vegetal, almendras, mayonesa, palta, etc. Pueden ser monoinsaturadas o poliinsaturadas. Los aceites y grasas vegetales solo contienen ácidos grasos con un número par de átomos de carbono.

Grasas Saturadas.
Se encuentran en grasas y aceites de origen animal, o en vegetales de palma y coco. Algunas grasas saturadas se hidrogenan artificialmente añadiendo átomos de hidrogeno a los átomos de carbono que forman sus cadenas moleculares, estas y las grasas naturales son solidas en su temperatura ambiental. La grasa animal es un tipo de grasa saturada.
Grasas Insaturadas.
Son necesarias para los humanos porque son componentes esenciales de las membranas celulares y son importantes en el funcionamiento de las hormonas. El acido linoléico es una grasa no saturada Omega-6, encontrada en el maíz y las alubias.

Grasas Trans.
Son grasas no saturadas, por lo general solidas, que han sido hidrogenadas y procesadas a altas temperaturas. Sus cadenas de átomos de carbono son rectas. La margarina líquida posee 17% de grasas trans, mientras que la margarina sólida posee el 32%.

Grasas cis.
Son grasas no saturadas con un pliegue en el medio de su cadena de átomos de carbono y una configuración espacial tridimensional. Estos son aceites comestibles en su estado natural en forma líquida. Los aceites vegetales no saturados existen en forma CIS y son líquidos, estos pueden ser solidificados mediante hidrogenación cambiando su configuración a la forma trans.

Grasas mono-insaturadas.
Son líquidas a temperatura ambiente, disminuyen la concentración de colesterol, poseen un doble enlace en su estructura y se encuentran en el aceite de oliva.

Grasas poli-insaturadas.
Reducen el colesterol, presentan más de un doble enlace en su estructura y se encuentran en aceite de maíz, girasol, soja, pescado, etc. Algunos de estos contienen omega 3, un anticoagulante que ayuda a reducir los triglicéridos.

Bibliografía.
Manuel Arasa Gil. Manual de Nutrición Deportiva.
Michael Janson. La revolución de las vitaminas.


Comentarios

1 Comentario. Ayúdanos a completar la información.

  1. julio espinoza on febrero 16, 2012 9:08 am

    quisiera informacion de los equipos que se necesitan para desdoblar las grasas de origen animal provenientes del cerdo y el pollo

Nombre(obligatorio)

Email (obligatorio)

Danos tu opinión o añade contenido. ¡Anímate a participar!