La estructuras a tracción se caracterizan por poder absorber esfuerzos de tracción, es decir, el esfuerzo al que está sometido un cuerpo por la acción de dos fuerzas opuestas.

Están constituidas por hilos, sogas, cuerdas o cables que por su naturaleza no posees rigidez, en ellos se presenta la resistencia que oponen los cuerpos a la deformación, en donde a mayor rigidez, menor deformación. Las cuerdas o sogas pueden ser de materiales vegetales como el cáñamo o el algodón; pueden ser de fibras sintéticas como el nylon, perlon, orlon, dacrón, etc.; los cables pueden ser de acero de gran resistencia, trenzados, constituidos por seis cordones con número variable de alambres y un alma textil.

Un ejemplo de estas estructuras son los puentes colgantes, tolderas o tiendas, cubiertas curvas y circulares.


Comentarios

Nombre(obligatorio)

Email (obligatorio)

Danos tu opinión o añade contenido. ¡Anímate a participar!