El conocimiento empírico puede ser cotidiano o espontaneo, consiste en un ejercicio de la práctica diaria en donde el ser humano expone sus órganos sensoriales al mundo externo, en los que se pueden explorar los aspectos externos de diferentes fenómenos. Se siguen procedimientos primitivos fundados desde las necesidades del hombre y su curiosidad de conocer las cosas que usa o su entorno.

Los experimentos de la cotidianidad son realizados con base en la práctica o la experiencia, por medio de la observación y la imitación practica sin conocimiento previo ni uso de teorías. Este es solamente un ejercicio de exploración que no explica por qué suceden las cosas.

El conocimiento empírico no es trascendental, es una manera de conocer por medio de procesos psicológicos cognitivos.

Conocimiento empírico

Este conocimiento se puede llamar pre-científico e incluye conocimientos naturales que pueden llegar a ser muy diversos. Entre ellos podemos encontrar los relativos a los fenómenos naturales y a la experiencia social o la conducta humana. Este conocimiento se gana haciendo inventario de lo observado, comparando situaciones, con lo que se van sumando datos que cada vez van siendo más ricos y dispersos, y algunas veces puede que exista un primer acercamiento a la interpretación de lo observado. Se puede decir que a través de la historia el hombre ha ido progresando en el empirismo, puesto que se ha transformado la manera en que el hombre se acerca a la realidad.

También existe el conocimiento empírico-científico que es un proceso orientado por una hipótesis y unos objetivos sustentados previamente, en donde se hace uso de técnicas e instrumentos precisos y tiene un poco de los dos conocimientos ya que se basa en la experiencia.

El conocimiento empírico es previo al conocimiento científico, ya que este último cuenta con un complemento teórico de la práctica realizada durante la parte empírica.

Este conocimiento basado en la experiencia subjetiva que se adquiere a lo largo de la vida, no siempre es el adecuado, pero permite al ser humano sobrevivir y se adquiere espontáneamente en el proceso de socialización. Cuando este conocimiento pasa a ser comprobado de manera objetiva se convierte en científico.

El proceso empírico es muy limitado ya que solo se refiere a objetos, instrumentos y fenómenos del entorno cercano, que son fácilmente observables sin profundizar. De esta manera se puede notar que el conocimiento empírico carece de métodos de investigación, de tal manera que los resultados tienen bajo nivel de confiablidad o de generalización y no genera teorías, reflejando así una concepción intuitiva del mundo.

 

BIBLIOGRAFÍA.

 

La función de la ciencia en la sociedad. Faustino Cordón. 1982. ED Anthropos. Barcelona.

Metodología de la investigación científica y bioestadística. Víctor Díaz Narváez. Ril editores 2006. Chile.


Comentarios

Nombre(obligatorio)

Email (obligatorio)

Danos tu opinión o añade contenido. ¡Anímate a participar!