La Vasectomía es el método más seguro y simple de esterilización permanente en hombres. Consiste en la ligadura, sección y separación de la continuidad de los conductos deferentes del varón (vas deferens), los cuales transportan el esperma.

Metodo Anticonceptivo Vasectomia

Es una intervención sencilla que se realiza con anestesia local y no precisa hospitalización. Consiste en la resección de dos a cuatro centímetros del conducto deferente en su tramo escrotal. Se practica una pequeña incisión en el saco del escroto, por encima del testículo, se extrae ligeramente el conducto y se retira un pequeño fragmento; los cabos sueltos se ligan, se engrapan o se cauterizan para evitar la reintegración. Luego se repite el procedimiento en el lado opuesto, se cierran las incisiones y la operación se da por terminada en aproximadamente 20 minutos.

Después de la vasectomía no existen cambios en la respuesta sexual, a lo que permanecen inalteradas la erección y la eyaculación. El líquido seminal se sigue produciendo en la misma cantidad, pero no posee espermatozoides, lo cual significa que no puede fecundar.

Existe la técnica de vasectomía sin bisturí inventada en China en 1974, que es menos invasiva porque presenta una sola incisión o pequeñas punciones en contraposición a las dos incisiones habituales, no requiere sutura para el cierre del escroto, gasta menos tiempo en la operación y no tiene tantas complicaciones.

La vasectomía tradicional puede conllevar problemas psicológicos como la impotencia, sensación de castración debido a malentendidos en la naturaleza del método o a presiones socioculturales. También puede producir dolores testiculares, tumefacción, inflamación o amoratamiento de la región en los primeros días. Contrario a esto, es muy eficaz, de bajo costo e inofensiva por ausencia de riesgo anestésico.

Sin embargo, la cobertura contraceptiva no es inmediata, por lo cual se debe emplear otro método contraceptivo hasta que se evidencie la azoospermia mediante un seminograma, esta suele alcanzarse tras unas 15 o 20 eyaculaciones postintervención.

La vasectomía reversible se sirve de un dispositivo intravasal, aunque es un poco más demorado que el anterior, presenta menos complicaciones como dolor, epididimitis congestiva y granuloma espermático; a su vez se obtiene un mayor grado de satisfacción en el coito.

Este procedimiento es tan efectivo como la esterilización femenina pero no es muy común que los hombres accedan a este procedimiento, dejando que sean las mujeres quienes se efectúen la intervención más por un asunto social.

Bibliografía.

Crooks, Robert. Baur, Karla. Nuestra sexualidad.


Comentarios

Nombre(obligatorio)

Email (obligatorio)

Danos tu opinión o añade contenido. ¡Anímate a participar!